lunes, 19 de enero de 2009

Ahora que estás sola...

Ahora que estás sola me recuerdas,
y quieres llamarme, aunque prometiste no hacerlo.
Piensas que soy orgulloso, pero te juro
vida mía que no es cierto.
Sólo quiero seguir perdido en esta tristeza
terca que me hace escribirte.
En este momento que sé, estás pensadome en mi
mientras yo te cuento lo que siento
y busco mil maneras de llamarte...
No lo sé, pequeña, niña, nena, amor,
princesa, querida, dama, y muchas más.
Pero no sirve de nada, estás lineas
que quieren decirte algo son mudas.
Si, nos vimos pocas veces, pero eso fue suficiente
para que te tenga ahora presente en todo momento.
En las noches, en las tardes, en los viernes,
te miró reflejada en el opaco cristal de la cerveza,
bailas incansable entre las notas de esta canción.
Ahora que estás sola crees que te he olvidado,
o seguramente que te cambié por otra,
pero estás equivocada,
es siempre la misma quien tu lugar ocupa,
esta perra tristeza que me provoca la promesa
de haberte dicho adiós.
Ahora que estoy solo quiero llamarte,
pero amada, creo que es tarde para pedir perdón.

1 comentario:

  1. creo en dios, pero nose si maldecir o bendecir a las DKS

    ResponderEliminar